Día de los derechos humanos y bibliotecas

Enviado por Daniel Muñoz Egido el Mié, 11/12/2019 - 06:44
dibujo de muchas manos cada una de un color diferente

El día 10 de diciembre se celebra en todo el mundo el Día de los Derechos Humanos, y las bibliotecas no son ajenas a esta celebración a la que se unieron con la declaración del Comité de Acceso Libre a la Información y la Libertad de Expresión de la IFLA que fue aprobada el 25 de marzo de 1999.

El Día de los Derechos Humanos se celebra cada 10 de diciembre en todo el mundo en conmemoración de la aprobación por parte de la Asamblea General de las Naciones Unidas de la Declaración de Derechos Humanos en 1948, en la cual se proclama los derechos inalienables e inherentes a todos los seres humanos, sin importar su raza, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, propiedades, lugar de nacimiento o ninguna otra condición.

En la declaración de la IFLA (Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas / International Federation of Library Associations and Institutions)  aprobada por el Comité de Acceso Libre a la Información y la Libertad de Expresión  (Committe on Free Access to Information and Freedom of Expressión) se apoya, defiende y promueve la libertad intelectual tal y como está definida en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Los seres humanos, sin excepción, tienen derecho a acceder a las expresiones del conocimiento, el pensamiento creativo y la actividad intelectual, y al mismo tiempo poder expresar sus opiniones públicamente. Desde este punto de vista, desde la IFLA se cree que el derecho al saber y el derecho a expresarnos libremente son dos aspectos del mismo principio: el derecho a saber es requisito indispensable para la libertad de pensamiento y conciencia; y la libertad de pensamiento lo es para la libertad de expresión; y ambos, el derecho a la libertad de pensamiento y la libertad de expresión son condiciones necesarias para la libertad de acceso a la información.

La defensa y promoción de estos derechos y principios es una responsabilidad primordial de la profesión bibliotecaria, y por lo tanto, desde la IFLA se insta a que se actúe en la promoción y aceptación de estos principios, para lo cual la organización afirma que:

  • Las bibliotecas proporcionan acceso a la información, a las ideas y a las obras de creación. Sirven como puertas de acceso al conocimiento, el pensamiento y la cultura.
  • Las bibliotecas proporcionan un apoyo esencial a la formación continua, a la toma de decisiones independientemente y al desarrollo cultural, tanto de los individuos como de los grupos.
  • Las bibliotecas contribuyen al desarrollo y el mantenimiento de la libertad intelectual y ayudarán a preservar los valores democráticos básicos y los derechos civiles universales.
  • Las bibliotecas tienen la responsabilidad de garantizar y de facilitar el acceso a las expresiones del conocimiento y de la actividad intelectual. Con este fin, las bibliotecas deben adquirir, preservar y hacer accesible la más amplia variedad de materiales, que reflejen la pluralidad y la diversidad de la sociedad.
  • Las bibliotecas asegurarán que la selección y la disponibilidad de los materiales y servicios bibliotecarios estén regidas por consideraciones profesionales y no por criterios políticos, morales y religiosos.
  • Las bibliotecas adquirirán, organizarán y difundirán (información y documentación) libremente, y se opondrán a cualquier forma de censura.
  • Las bibliotecas harán accesibles a todos los usuarios por igual todos los materiales y los servicios. No habrá discriminación por razón de raza, credo, sexo, edad o por cualquier otro motivo.
  • Los usuarios tendrán derecho a la intimidad y al anonimato. Los bibliotecarios y demás personal de la biblioteca no revelarán a terceras personas la identidad de los usuarios ni los materiales que utilicen.
  • Las bibliotecas financiadas con fondos públicos y a las que tenga acceso el público defenderán los principios de la libertad intelectual.
  • Los bibliotecarios y demás empleados de estas bibliotecas tienen el deber de defender estos principios.
  • Los bibliotecarios y otros profesionales que trabajen en las bibliotecas, asumirán sus responsabilidades tanto con sus superiores como con sus usuarios, En caso de conflicto entre estas responsabilidades, prevalecerá el deber hacia el usuario.

El papel que las bibliotecas juegan en la defensa y promoción de los Derechos Humanos, y en especial, en los consagrados derechos de todas acceso al conocimiento y la libertad de expresión, no es menor. Defiéndelos y promulgarlos, ahora y siempre.

 

Añadir nuevo comentario

Este campo sólo es para verificar que usted es una persona. No será almacenado ni utilizado con ningún otro propósito

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.

Documentación Hoy le informa que los datos facilitados por usted en este formulario serán tratados informáticamente por Documentación Hoy con el objetivo de publicar su comentario a este contenido. Para poder llevar a cabo esta acción necesitamos su consentimiento explícito. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicite el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En cualquier momento usted puede ejercitar su derecho a acceder, rectificar, limitar o borrar sus datos enviándonos un e-mail a info@documentacionhoy.com. Usted puede encontrar más información en nuestra Política de Privacidad.